Ritual para proteger y purificar tu hogar

Ritual para proteger y purificar tu hogar Ritual para proteger y purificar tu hogar

Aprenda a modificar y a transmutar la energía de su hogar. Te voy a enseñar de manera fácil y práctica rituales con fuego para eliminar las energías negativas de su hogar y reemplazarlas por influjos positivos. Tu vivienda se convertirá en un lugar de paz, armonía y amor, y propiciará todos sus deseos.

El simple acto de encender una vela puede provocar un cambio fundamental en su modo de vida. Una llama prendida con un propósito determinado y siguiendo las pautas de un ritual bien definido, altera positivamente la energía de su hogar, de dos maneras: a) Como herramienta neutralizadora, despeja la vivienda de todo lo malo, es decir, que elimina energías adversas y b) Como elemento positivo, carga la casa de buenas vibraciones. Te propongo una técnica para que cambie la suerte de su hogar, eliminando todo lo malo y transfiriendo buena energía para que sus deseos, proyectos y objetivos cuenten siempre con buenos auspicios.


PUBLICIDAD

Técnica de absorción y depuración

En esta primera etapa, el proceso de limpieza se lleva a cabo para eliminar malas vibraciones. Como requisito previo, usted debe limpiar toda la casa de la manera tradicional, quitando el polvo y poniendo orden en los ambientes. Una vez que haya finalizado con esta parte de la limpieza, puede comenzar con el ritual con velas propiamente dicho.

Necesitará:

  • 1 velón blanco Siete Días, que representará a la casa
  • 1 vela plateada, que representa la neutralización de la mala suerte
  • 1 vela negra, que representa la mala suerte
  • Aceite de oliva para ungir las velas

La fórmula

El primer paso es ungir las velas para consagrarlas (la intención y tu palabra es la mejor consagración). Una vez que están las tres consagradas, colóquelas sobre una mesa. El velón blanco debe ir en el medio. A la izquierda, de la vela blanca ubique el cirio negro y a la derecha, la plateada.

Encienda el velón blanco, que simboliza a su vivienda. Concéntrese y diga: Esta es mi casa y está a punto de ser purificada.

Encienda la vela negra y diga: Esta es mi mala suerte y está a punto de alejarse.

Encienda la vela plateada y diga: Este cirio neutralizará mi mala suerte.

Las velas comenzarán a consumirse, menos la blanca, que debe durar una semana. Mientras los cirios arden, concéntrese en el propósito que lo llevó a practicar el ritual. Visualice cada habitación de su hogar. Mediante el ritual de purificación, las vibraciones negativas que circulan por su casa, se reúnen y se dirigen a las llamas encendidas. Primero se concentran en el velón blanco que representa a su hogar. Una vez que esas corrientes adversas se localizan allí, son absorbidas por la vela negra, donde se consumen. Mientras tanto, la vela olateada elimina y neutraliza cualquier remanente de negatividad que pudo haber quedado alojado en el velón blanco.

Cuando la vela negra y la plateada se hayan consumido, retire los restos de cera y arrójelos a la basura. Deje que el cirio blanco arda durante una semana. En ese lapso, la vivienda se irá descargando de todo tipo de energías adversas: mala suerte, sentimientos depresivos, estrés, pesimismo, etc. Cuando se hayan consumido por completo, retire los restos de cera y arrójelos a la basura.

Nota: Esta fórmula de limpieza debe practicarse al comienzo de una Fase Menguante.

Cargue su hogar de energía positiva

Es una ley mística que siempre hay que cada vez que se elimina algo de un lugar, hay que reemplazarlo por otra cosa. En este caso, es imprescindible que “haga entrar” o invoque energía en la casa después de haberla despejado. Para hacerlo, puede utilizar el mismo elemento que empleó en la limpieza, es decir, las velas. Una vez que purificó su hogar, usted debe pensar muy bien en qué tipo de casa quiere que se convierta. Por otro lado, cada ambiente puede tener un sello especial; por ejemplo, usted puede hacer que la sala sea un espacio que favorezca el intercambio y la comunicación. Si lo desea, su dormitorio se transformará en un ambiente que intensifique la pasión sexual y la habitación de sus hijos puede estar ambientada para favorecer el buen sueño y la fraternidad. El poder del fuego es ilimitado, de manera que no sea mezquino en sus deseos: utilice diferentes velas para que cada ambiente contribuya a la armonía y propicie la concreción de los objetivos de toda la familia. A continuación, le indicamos qué tipo de energía transmiten diferentes cirios cuando se trata del hogar.

Ritual Velas Ritual para proteger y purificar tu hogar

Velas: Señoras de luz, energía y vitalidad

No necesita realizar un ritual específico para comunicarle energía a los distintos ambientes de su casa. Basta que consagre las velas a través de una unción con aceite y luego las encienda en la habitación que quiere favorecer, durante el Cuarto Creciente. Debe dejar que el cirio arda hasta consumirse. Luego deshágase de los restos de cera arrojándolos a la basura. Elija velas comunes, alargadas, ya que más que la forma del cirio, lo que importa en este caso es el color.

Un color para cada espacio

Dormitorio de la pareja: Medite acerca del propósito que desea lograr. Si quiere intensificar la pasión, encienda una vela roja. En el caso de que necesite suavizar y propiciar la expresión de los sentimientos, encienda una vela rosa.

Sala de estar y comedor: Estos son espacios de reunión e intercambio familiar. Es fundamental propiciar fortalecer los lazos entre padres e hijos, hermanos y pareja. Los tonos naranjas y amarillos estimulan la camaradería, el entusiasmo y la buena comunicación. Por ejemplo, encender una vela naranja antes de una reunión familiar, hará que reine la alegría durante toda la velada. Las velas amarillas pueden favorecer la concentración y el intelecto, por lo tanto, son ideales para los ambientes donde se reúnen sus hijos a estudiar y hacer los deberes.

Dormitorio de niños y adolescentes: Si sus hijos comparten la habitación, es posible que sea un ambiente bastante bullicioso, más aún en el caso de que discutan con frecuencia o se acuesten en diferentes horarios. Si éste es su problema, lo que debe hacer es infundir energía armónica. Las velas azules resultan excelentes para este propósito, ya que estimulan la serenidad y la paz interior. También los cirios violetas son relajantes.

(Fuente: wiccareencarnada.me)



Comparte en



Artículos Relacionados